De Los Andes a Los Alpes – Crónica de mi viaje a Suiza

Por Elkin Quintana

Alguien me dijo hace unos meses, ¿usted alguna vez ha competido?

Estar en la organización de los más importantes eventos outdoor del Colombia me ha alejado mucho de mi pasión por competir, pero si he competido y muchas veces, y el pasado mes de  agosto reg
rese a los senderos. Entre el 7 y el 21 de agosto  tuve la oportunidad de  realizar uno de los  viajes  que más había  soñado, los Alpes de Suiza por fin me  acogerían para mi primera participación internacional  en carreras de montaña.

Acostumbrado a organizar  carreras y con mucho tiempo sin  poder competir de manera  regular, en Suiza me enfrentaría nuevamente  a la  faceta de competidor, desde el año 2006 no corría 2 competencias en menos de una semana,  aquí en Suiza el 11 de y luego el 17 de agosto estaría en carrera. Desde antes de  emprender  el viaje todo se tornó favorable, pues recibí el  respaldo de  MERRELL  para  las  dos carreras y para las  otras travesías que realizaría por los Alpes; calzado para trail running y para  trekking, ropa de carrera (short  y camisetas),  ropa  para  cada etapa del viaje (chaqueta y pantalón) y  el espíritu de la marca “let’s get outside”¿Qué quiere decir esto?….¡salgamos!.

 

Elkin-Suiza_clip_image02

Gracias al apoyo de mi gran amigo y consejero Saúl Padua varios amigos del club TRAIL RUNNING  de la  ACAM y yo recibimos la  invitación para participar en la edición 40 de  Sierre –Zinal, una de las  carreras por montaña  más bellas  y reconocidas de  Suiza. De  Sierre-Zinal dicen que es a las carreras de montaña lo que es la maratón de Nueva York a las maratones de calle.

Mis  horas de preparación no fueron tantas como lo hubiera  querido, pero fueron de total entrega y  muy bien empleadas casi como en mi mejor época como corredor (aunque  ahora pienso que lo mejor  hasta ahora  empieza). No era para menos,  iba a  estar en línea de salida al lado de  los mejores corredores de montaña del planeta, mi responsabilidad en este viaje era  enorme y sentía la necesidad de correr muy  bien, los ojos de todos los que asisten a las carreras en las que he participado como organizador  estarían  acompañándome, asumí  que está sería la carrera más importante de mi vida.

 

Elkin-Suiza_clip_image03

En la Imagen, de derecha a Izquierda, Saul Padua, Alexandra Jodidio, Juan Carlos Cardona y yo

En total son 3500 cupos que se abren cada año para  Sierre-Zinal de los cuales  970 fueron para corredores  de  la rama  masculina elite, en ese grupo estaba yo. El domingo a las 5:00 a.m. salieron cerca de  2000 aficionados a hacer los  31 kilómetros que unen a Sierre con Zinal, ellos salen  a  hacer  el recorrido  de manera recreativa, van con bastones,  botas y en la mayoría de los casos caminan y no corren. A las 9:00 a.m. del mismo domingo salimos los del  grupo competitivo, en el participamos en total 11 colombianos, orgullosamente el segundo de la  clasificación general fue el Colombiano Juan Carlos Cardona de la ceja  Antioquia. Yo por mi parte,  llegué en la posición 92 entre los 970 hombres que salimos a las 9:00 a.m.

Para Sierre-Zinal decidí correr con  los zapatos  MERRELL MIX MASTER TUFF, un calzado  que está en el límite el diseño minimalistas y la  amortiguación convencional, su peso es ligero, es extremadamente cómodo, la tracción de su suela es perfecta y la protección lateral  y frontal suficiente. No me equivoque en la elección, al final de la carrera cero ampollas, cero esguinces, y en el descenso final logre adelantar como a 10 corredores.

A la organización de Sierre-Zinal debo darle una agradamiento especial por el trato para con toda la delegación Colombiana, nos han hecho sentir como en casa, Gracia a  Alexandra Jodidio.

Finalizada mi participación en Sierre-Zinal partimos con  Diana Melo, Jose Gregorio y Fabio Mojica, todo ellos del club Trail running de la ACAM, hacia Zermatt, un pueblo espectacular a los pies del monte que en Italiano se llama  Cervino y en alemán Matterhorn (Matterhorn, deriva de las palabras alemanas  Matte, que significa “prado”, y Horn, que significa “cuerno”), tal vez esta es la montaña más famosa de los Alpes por su forma piramidal.  Allí realizamos  2 entrenamientos suaves  que  servirían como puesta a punto para el mayor desafío de montaña de este viaje, los 80 kilómetros del  MOUNTAIN  MAN, la carrera que es considerada ampliamente como las más  dura  de Suiza.  En  Zermatt no hay un solo rincón que no esté invitando a salir a la montaña, en menos de  4 cuadras hay cerca de 20 tiendas dedicadas a exclusivamente a los deporte de aventura.

 

Elkin-Suiza_clip_image04

Luego de  recorrer Zermatt y sus alrededores  en tiempo record, mi viaje continuó hacia la ciudad de Berna, en donde  Juan David Orejuela un gran amigo de Colombia ahora radicado en Suiza me acogería en su casa y se convertiría en el guía de mis próximas salidas.

Cada segundo de este viaje era para aprovecharlo al máximo, por eso luego de conocer la  ciudad de Berna, salimos hacia una nueva zona de los Alpes, nos dirigimos a Lauterbrunnen una comuna Suiza del Cantón de Berna, y desde  allí iniciaríamos un  trekking  con más de 1200 metros de  desnivel positivo para llegar a uno de los  puertos de montaña más  extraordinarios que he podido  alcanzar en mi vida, el Männlichen. Desde  el Männlichen se aprecian muy bien las cumbres de los Alpes que aun en verano permanecen colmadas de nieve, desde ahí tuvimos una visión  sensacional del famoso Jungfrau.
Aunque las fotos parecieran mostrar otra cosa, los días previos al MOUNTAIN MAN me  empezó una seria obstrucción pulmonar, pero con todo y eso no me detuve, creo que estar activo me sirvió para  llegar  con los músculos de las piernas recuperados para los 80 kilómetros de la carrera. Llegó la previa del MOUNTAIN MAN, y a pesar de no estar  del todo  bien de salud, era  el momento de preparar el material de carrera, nuevamente decidí alistar los MIX MASTER  TUFF para correr  los 80 kilómetros, ya que en sierre-Zinal se comportaron muy bien. En esta carrera había que llevar un equipo obligatorio: chaqueta, pantalón o licra larga,  hidratación, comida, teléfono,  venda y curitas, por eso desde Colombia había  buscado un sistema de hidratación que al mismo tiempo me permitiera llevar mi equipo obligatorio; luego de revisar varias opciones decidí que sería el sistema  Camelbak Octane LR el que me acompañaría en los 80 km.

El registro de la carrera era en Alpnachstad, allí nos reencontramos con Diana, Gregorio y yo. Gregorio correría los 42 km y Diana al igual  que yo los 80 km.

Luego de un  amable y recibimiento  por parte del comité organizador y de charlar un poco con Florian el director de carrera, solo quedaba  ir a descansar porque a las 4:45 a.m. del siguiente  día nos recogerían para  llevarnos hasta la cima del monte Engelberg, para la arrancada de la carrera a las 6.45 a.m.

De las piernas andaba bien, pero de los pulmones muy regular, por eso  el objetivo sería  simplemente  terminar la  carrera. Trate de aplicar el consejo que le doy siempre  a los corredores  que van a correr por primera vez  pruebas de muy larga duración: “empezar muy despacio, para  poder terminar despacio”. Como pensaba ir a un ritmo moderado  decidí llevar la cámara  fotográfica, no quería irme si tener alguna postal con la cual mostrar la dimensión de la carrera, sabía que no podía ir a 100%, pero tampoco quería hacer mal mi primera carrera de  ultra resistencia en  Europa, por corrí muy concentrado y sin permitir pensamiento de debilidad,  toda la carrera tuve  tos, pero en la medida en que  las horas iban pasando la temperatura  subía y podía respirar cada vez mejor.

 

Elkin-Suiza_clip_image05

 

En el kilómetro 38 encontré un juez  y le pregunte ¿cuál era mi posición? El juez contó rápidamente  en su planilla y me  dijo: veinte, ¡voy de  veinte, y estoy ya  llegando a la mitad de la carrera!, ese juez me cambió la visión de la carrera, había llegado al MOUNTAIN MAN solo para  terminar el recorrido y ahora en la mitad de la prueba  estaba entre los 20 primeros. Desde ahí  ya pocas veces saqué la cámara, me propuse superar  toda sensación de dolor y  disfrutar de los próximos  42 kilómetros y si era posible  ganar unas  cuantas posiciones. Todo salió mejor de lo que imaginaba, al final, luego de la  subida de  5 kilómetros más dura   que  he visto para llegar a la meta de una carrera, conquisté la cima del monte Pilatus, el anhelado kilómetro 80, en la posición 17 de la clasificación general y en el puesto  7 de la categoría 30 a  40 años.

El dolor de piernas  que dejó la carrera fue  exagerado, pero este se fue completamente al cabo de una semana, y lo que quedó luego fue el deseo de  volver a salir, de volver a la montaña una y otra vez.
klLlevar un excelente equipamiento fue determinante para  que la participación en estas dos colosales carrera fuera maravillosa, gracias MERRELL.
Tras el MOUNTAIN MAN regresé a Berna para pasar mis últimos días en Europa, estaba muy cansado de la carrera, pero seguí  explorando cada rincón de los alrededores de Berna antes de regresar  Colombia.

 

Elkin-Suiza_clip_image06

Le doy gracias  Suiza por todo lo que me permitió aprender y ver. Gracias a todos los que  hicieron posible  realizar este viaje, de aquí en adelante la manera de correr y de organizar eventos será diferente.

Ahora la tarea es llevar a la gente a que disfrute  de las 3 maravillosas cordilleras de Colombia. En Europa tienen 3 meses de verano que  viven intensamente en la montaña,  en Colombia tenemos 365  días en los que podemos  disfrutar de  todos los climas y de la majestuosidad de los Andes, esas es una de las mejores cosas del trópico. No importa si corres o caminas, sal y disfruta del sueño de los andes, a lo mejor terminas contagiado de el sueño de los Alpes.

Contáctenos
close slider

Dirección Organizador:
CALLE 13 # 14 - 62 BARRIO LIBERIA, ZIPAQUIRÁ - CUNDINAMARCA

Numero Contacto: 3013745531 - (0571) 8829430

Contactenos: info@airelibreyaventura.com